10 marzo 2008

Iron Maiden en Ferro



IRON MAIDEN – Ferro 07/03/2008

Soy uno de los muchos que decidieron ir a ver a Maiden sólo por el show que los ingleses decidieron dar esta vez, por la onda "retro" que le imprimieron a esta gira, por el set list con los viejos temas y para sentir la vieja magia. No hubiera hecho 1000 km. para ver, por ejemplo, la presentación de alguno de los últimos cuatro o cinco discos. No creo que hayamos sido pocos en el mundo los que pensamos así. Por suerte, los miembros de la banda supieron leer esta demanda de los viejos fans, y nos regalaron esta gira totalmente impensada, aunque siempre soñada.

TRAJISTE A LA NENA?

Pero vamos por partes. Me acordaba del "manosanta" de Olmedo, por la expectativa previa por ver a Lauren Harris. Ciertamente en su mayoría, la hueste concentrada en Ferro no esperaba tanto verla a ella como sí escucharla decir "Voy a hacer el último tema", pero aún por curiosidad, quería saber qué onda con esta chica, ya que nunca había escuchado lo que hace. Al fin salió acompañada por un trío de guitarra, bajo y batería, con más actitud que voz, la cual para mi gusto es de un registro de medio a bajo en general, y sólo la exprime mejor en las partes de coros. Hace un rock bastante accesible y con base pesada, pero con estribillos gancheros, confieso que me gustó más de lo que pensaba, o quizás era mucho menos lo que esperaba de ella. Así y todo, es música de nueva generación, y quien quiera encontrar alguna conexión con el estilo que forjó su padre se sentirá defraudado.

Creo que a Lauren esta gira le queda muy, muy grande. Hubo históricamente monstruosas bandas que abrieron para Maiden, y que no viene al caso enumerar. Enfrentar cada dos días a audiencias como las de anoche será para esta chica un desafío y una gran oportunidad de recibir una manito muy grande de su papá, y creo que está muy verde aún su carrera como para ya estar a semejantes alturas. Pero así y todo, acá se mostró lamentablemente una vez mas nuestra cara mas cavernícola. No se mereció Lauren algunas (muchas) actitudes por parte del público. La insultaron todo el tiempo y le tiraron con hielo, zapatillas y una naranja. La mina se vio muy caliente y también la gente de su banda. Dicen que el batero tiró los palillos y del público se los devolvieron pero no me consta. En definitiva, la Hija del Jefe… está muy buena.

HERE BACK IN TIME

Se apagaron las luces, y con el fondo de "Transylvania" las pantallas laterales presentaban imágenes de la gira de Iron Maiden, el avión, la banda, backstages, etc. Y luego imágenes en blanco y negro –las mismas del video clip- le dieron marco a la famosa arenga de Churchill, para que empiecen los acordes de "Aces High"… y ahí sí, lo que todos esperábamos, la vuelta de la vieja magia, como si el tiempo no hubiera pasado!!... La audiencia fue una masa plena de adrenalina y emoción desatadas. "Two Minutes to Midnight" siguió en la lista, como en el World Slavery Tour, y después sonó el mismo set list que vienen haciendo en toda la gira. Desde las 21:30 y por dos horas sonaron impecablemente "Revelations", "The Trooper", "Wasteds Years" "The Number Of The Beast", "The Rime Ot The Ancient Mariner", "Run To The Hills", "Powerslave", "Heaven Can Wait", "Can I Play With Madness", "Fear Of The Dark", "Iron Maiden", y para el cierre "Moonchild", "The Clarivoyant" y "Hallowed Be Thy Name".

La banda estuvo como siempre, increíblemente precisa y profesional, algo totalmente lógico para quienes como yo, piensan que concentra la mejor dupla de guitarras del mundo, el mejor bajista del mundo, seguramente uno de los tres o cuatro mejores bateristas del mundo, una selección de temas impecable y sin desperdicio, y a un Bruce Dickinson que canta mucho mejor que hace veinte años!!

LO MEJOR DE LO MEJOR

Para destacar, unas cuantas cosas:

-Lo dicho, Bruce cantó mejor que nunca, incluso llegando a agudos que ni el los viejos videos en vivo tenía registrados. Ya no es un pibe, pero seguramente los años hicieron que cuide su voz profesionalmente, y que perfeccione su técnica al extremo. Ojalá este Bruce tenga el desempeño de anoche por muchísimos años mas.

-El sonido –al menos desde donde yo estaba- fue muy bueno, fuerte pero sin saturar, clarísimo y muy bien ecualizado. Al final ni siquiera se sufría el molesto zumbido en los oídos!

-Al ser de la partida la dupla Murray-Smith, los solos originales de las canciones se respetaron casi a rajatabla, algo muy valorado para quienes queríamos apreciar estas joyas musicales en vivo, y que por mucho tiempo fueron "semi-mutiladas" cuando Adrian estuvo afuera. Janick se limitó casi exclusivamente al apoyo desde la base.

-Nicko tuvo su apoyo específico por parte del público. Es un tipo muy querido, y el "olé, olé olé olé, Nicko, Nicko" se dejó escuchar mas de una vez.

-Deseaba fervientemente poder apreciar la versión de "The Trooper" en su forma original, es decir, con el famoso y controvertido agitar de la bandera inglesa. Afortunadamente así fue, para delicia de los puristas y desazón de los pelotudos de siempre. Dickinson vestido con el uniforme rojo de la guerra de Crimea, agitando las banderas deshilachadas y perforadas por la metralla, interpretando una gema musical profundamente antibelicista, para nada imperialista, y con absolutamente nada que ver con las Malvinas o Maradona, por favorrrr!!!!! No sé si alguno habrá hecho lo de la última vez, al menos desde donde yo estaba no se apreció nada por el estilo, y si algo pasó no dejó de ser alguna expresión totalmente minoritaria.

-Los decorados incluían una plataforma elevada con escalera al medio, adornada con jeroglíficos, y tres o cuatro telones de fondo que cambiaban de acuerdo a la canción. Aparecieron las célebres ilustraciones de Eddie tallado en piedra, el Soldado, el Clarividente, la portada de "Somewhere in Time" y alguno mas.

-En la Rima del Viejo Marinero, Bruce apareció ataviado con un largo sobretodo. La inclusión de esta canción fue un total acierto, y para mí fue la parte mas emotiva de todo el show. Me llega mucho ese tema, y siempre soñé con verlo en vivo. La interpretación –no sólo de ésta sino de todas las canciones- fue muy convincente, y lejos de dar la imagen de actos rutinarios, la banda se compenetra con los temas, como si fuera la primera o la última vez que son tocados. El público, agradecido por esa entrega.

-En "Powerslave" Dickinson usa la máscara de plumas de halcón, la misma que sólo había visto en viejos videos y en las fotos de la revista "Metal". Otro de los momentos para la emoción.

-Tal como imaginaba, se justificó la inclusión de "Heaven Can Wait" cuando al momento del "Oh,oh,oh..." apareció el coro de fans que acompaña a la banda en su vuelta al mundo. En esta oportunidad uno también agradeció a los dioses del Metal la existencia de la New Wave Of British Heavy Metal, de talentos como Harris y Murray, y de ser uno de los elegidos a los que le llega esta música, para poder disfrutar de ella y lamentar lo que se pierden quienes la ignoran!!!

-Hasta "Fear Of The Dark" entonó con el resto, aunque a priori hubiera sido el tema que personalmente hubiera reemplazado en esta gira, seguramente en favor de "The Flight Of Icarus". Igual, no fue menos que el resto.

-Contrariamente, otro de los cuestionados, "The Clarivoyant", es un tema que me encanta, y que estuvo diez puntos.

-Ciertamente, como ya se dijo, la aparición del Eddie cyborg (impresionantemente bien hecho!!!) en el tema "Iron Maiden", con el telón de fondo de "Somewhere in Time" fue al menos extemporáneo, pero igual, quedamos todos con los ojos desorbitados!!

-El final con "Hallowed..." si bien no es un final "a toda orquesta", creo que fue apropiado dentro del contexto de esta gira, el sentimiento y la emoción de esta canción fue lo mejor que se pudo elegir para el final de un concierto emocionante e inolvidable. Un acierto total.

Iron Maiden es, fue y seguirá siendo el exponente mas acabado y perfecto de la gloriosa NWOBHM. A pesar de haber perdido el rumbo en los últimos años, se nota que la banda tomó debida nota de qué es lo que la gente quiere y espera de ellos. Los clásicos no mueren, y a pesar de que sus últimas composiciones, complejas, intrincadas, soporíferas en muchos casos, pero sobre todo intrascendentes en su mayoría, estaban matando a la Bestia, ésta rugió otra vez como en los viejos tiempos para que nadie se deje confundir por los últimos pasos en falso. Es de esperar que esta gira y el reencuentro con los viejos temas y los viejos fans hagan que las musas inspiradoras se acuerden de Harris & Cía y que el próximo disco de la Doncella esté a la altura de aquellas entrañables obras de arte con las que nos sacudían en los 80´s, y que el viejo Maiden no sea sólo una gira del recuerdo sino que vuelva a ser una feliz realidad.

Diego Tessa

1 comentario:

MrBlackwell dijo...

hmm, parece que nadie escuchó el horrible comienzo de Wasted Years en el que entraron todos cruzados y que tardó como un minuto en arreglarse...

Como opinión personal, me pareció "barato" el uso de telones. Esperaba algo más.

y termino con una pregunta...

A KISS se le cuestiona ser nostálgicos y a Maiden no?